Cardo Mariano Orgánico bote

Tabla de contenidos

Cardo mariano

 

Historia, origen y propiedades sorprendentes

 

Origen e historia del cardo mariano

 

El cardo mariano, conocido científicamente como silybum marianum, es una planta nativa de la cuenca mediterránea, donde ha sido valorada por sus propiedades medicinales desde tiempos antiguos. Su uso se remonta al menos hasta el siglo I d.C., cuando el médico griego Dioscórides documentó sus beneficios para tratar trastornos hepáticos y biliares.

La planta pertenece a la familia de las Asteráceas, la misma que los girasoles y las margaritas, y se distingue por sus flores de color púrpura y hojas verdes jaspeadas de blanco.

Cardo mariano una planta muy poderosa

 

El cardo mariano es una planta conocida principalmente por su poderosa capacidad de actuar como un agente hepatoprotector.

Esta planta es valiosa especialmente por su contenido en silibina, un tipo de flavonoide extraído de sus semillas que es crucial para la protección y regeneración del hígado.

Otras sustancias activas presentes en el cardo mariano incluyen la taxifolina (otro flavonoide), ácidos grasos como el linoleico, oleico y palmítico, además de mucílagos, proteínas y tiramina.

Propiedades y usos del cardo mariano

 

A lo largo de los siglos, el cardo mariano ha sido ampliamente estudiado y utilizado por sus efectos antioxidantes, antiinflamatorios y hepatoprotectores. Su ingrediente activo, la silimarina, se extrae de las semillas de la planta y es conocido por su capacidad para proteger y regenerar el hígado, así como para limpiar la sangre de toxinas.

Propiedades del cardo mariano
 
  • Hepatoprotectora: Ayuda a proteger y regenerar el hígado, siendo útil en casos de hepatitis y hígado graso.

  • Antioxidante: Ayuda a neutralizar los radicales libres, protegiendo a las células del estrés oxidativo.

  • Antiinflamatoria: Eficaz en el tratamiento de la inflamación, útil en afecciones como la cistitis o la prostatitis.

  • Diurética: Contribuye a la eliminación de líquidos y toxinas, favoreciendo la salud renal y biliar.

  • Digestiva: Mejora la digestión y combate la pesadez abdominal.

  • Antialergénica y antihistamínica: Reduce los síntomas de alergias estacionales.

  • Hipoglucemiante: Puede ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre.

  • Venotónica y circulatoria: Mejora la circulación, ideal para tratar varices y hemorroides.

  • Astringente: Útil en el tratamiento tópico de quemaduras, heridas y otras afecciones de la piel.

Usos médicos del cardo mariano
 

El cardo mariano es especialmente valorado en la desintoxicación de la medicación, donde actúa limpiando el hígado de residuos farmacológicos y otras toxinas.

Usos del cardo mariano
 
  • Prevención de cálculosb biliares y renales:

    El cardo mariano apoya la función del hígado y la vesícula biliar, ayudando en la producción y excreción de bilis, lo que a su vez previene la formación de cálculos biliares. También se cree que facilita la eliminación de desechos metabólicos que podrían contribuir a la formación de piedras en el riñón.

  • Protección y mejora de la salud de la piel:

    Los compuestos fitoquímicos en el cardo mariano, incluyendo la silimarina, tienen propiedades que protegen la piel. Estos antioxidantes ayudan a mitigar los efectos dañinos de la radiación UV y pueden mejorar la calidad de la piel en pacientes que reciben tratamientos de radiación.

  • Efectos antienvejecimiento:

    Además de sus beneficios internos, el cardo mariano tiene efectos visibles en la reducción del envejecimiento celular. Esto se debe a su capacidad para neutralizar los radicales libres, lo que reduce el estrés oxidativo, una causa principal del envejecimiento prematuro de la piel y otros tejidos.

Dado su amplio perfil de propiedades, el cardo mariano se utiliza en el tratamiento de una variedad de condiciones de salud, incluyendo:

  • Problemas hepáticos: Cirrosis, daño hepático por alcohol entre otros.
  • Digestivos: Empachos, digestiones pesadas y malestar abdominal.
    Síntomas de la menopausia y menstruación: Como los sofocos y migrañas intensas.
  • Problemas circulatorios: Adormecimiento de extremidades y varices.
  • Tratamiento de piel: Quemaduras y heridas.
 
 

Contraindicaciones del cardo mariano

 
Contraindicaciones y recomendaciones
 

A pesar de sus numerosos beneficios, el cardo mariano puede interactuar con medicamentos y no es recomendado para personas con alergias a plantas de la familia de las Asteráceas.

Se debe usar con precaución en personas embarazadas, lactantes o aquellas con condiciones hormonosensibles, debido a su efecto potencialmente estrogénico.

A pesar de sus múltiples beneficios, el uso del cardo mariano debe ser moderado y supervisado, especialmente en personas con:

  • Interacciones medicamentosas: Puede alterar la efectividad de algunos medicamentos.
  • Alergias: Personas alérgicas a la familia de las Asteráceas (como margaritas y ambrosías) deberían evitar esta planta.
  • Embarazo y lactancia: Su seguridad durante el embarazo y la lactancia no está completamente establecida por lo que no se recomienda su uso sin supervisión médica.
  • Enfermedades hormono-sensibles: Dado que puede actuar como un estrógeno, debe usarse con precaución en personas con enfermedades hormono-sensibles.

Conclusión

 

El cardo mariano no solo es un poderoso aliado para la salud del hígado y la piel, sino que también ofrece beneficios integrales para el bienestar general.

Incorporar esta planta milenaria en la rutina diaria podría ser un paso hacia una salud más robusta y longevidad.

Su historia y propiedades hacen del cardo mariano un tema de interés continuo en el campo de la salud natural y la fitoterapia.

 
Sin más dilación te animo a su aplicación

 

Si te ha gustado el artículo, compártelo en redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio